Archivo de la etiqueta: modelos_organizativos

il valore di ColaBoraBora

CBB_esquema_131025

Lejos de estar pensando en el aparente prometedor camino de la internacionalización bajo el paraguas de un partner italiano, que quien sabe, hemos aprovechado la visita de Elena Rosani, una italiana de Pádova trabajadora de Fiare Banca Ética y ubicada ahora en Bilbao activando la expansión de Fiare en el Estado, para compartir su visión acerca de que es ColaBoraBora, qué hacemos, quiénes somos y cual es el valor que aportamos.

“Como una chispa de innovación, como abrir el objetivo gran angular, como una bocanada de aire fresco, eso es el trabajo y el valor de Colaborabora” es la frase con la que comienza Elena su pequeño report después de nuestra conversación. “Un equipo multidisciplinar constituido por cinco personas creativas que se ocupan de acompañar los procesos de puesta en marcha o de desarrollo de proyectos facilitando las rutas participativas. Organizan sesiones prácticas, investigan los flujos relacionales, proponen metodologías y utilizan la creatividad como herramienta para salir de lo estrictamente comercial, convencional e individual, utilizándolo por el contrario para fomentar nuevas ideas hacia la innovación y el interés colectivo. Desarrollan proyectos propios y trabajan con una diversidad de organizaciones público y privadas . Críticos con el sistema socio económico actual, intentan buscar otro modelo de economía. Ellos mismos están organizados en una cooperativa cuyos valores son precisamente el mutualismo, la solidaridad y la democracia.” No está nada mal teniendo en cuenta el esfuerzo de Elena de traducir todos los términos en su lengua no natal.

IMG_7737

Elena Rosani y Rosa Fernández en Wikitoki

Llega el momento de definir la situación actual y cómo estamos navegando en esta deriva de “coma” o “transición” en la que nos encontramos, “… me comenta que después de 4 años de actividad la cooperativa necesita sobre todo enfocar lo que hace, necesita traducir sus impulsos ideológicos como el “procomún”, el “conocimiento abierto”, el “i+d” (investigación más desarrollo) en propuestas concretas para el mercado, en forma de servicios. En mi opinión los principios y directivas de Colaborabora son muy importantes, valientes y dan mucha ilusión para poder crear una sociedad mejor pero sí que comparto la necesidad de concretar más sus servicios porque sólo a través de la sencillez del “qué” y a “qué precio” pueden acceder a más público e incidir más en la sociedad.” Essatamente! hace unos meses ya apuntamos media docena de medidas para tratar de salir del coma: afinar más, mutualismo y agenciamiento, inversión con retorno social, nueva institucionalidad, localizarnos / conectarnos y desparasitarnos. Cambios hacia adentro y hacia nosotras mismas, continuando con el proceso para definir mejor los servicios, viendo en qué podemos ser útiles y cómo contribuir a atender las necesidades de distintos agentes en diversos contextos. Aterrizando casos y agentes concretos con los que intuimos podemos constituir un buen tándem, como Fiare u otras organizaciones de la economía solidaria con quienes formamos red, que probablemente compartan esta pregunta que muchas veces nos hacemos ¿Cómo se sostiene la defensa contra el Capitalismo a la vez que se impulsa un proyecto de (h)amor internacionalista?.

Y es que bien sea de forma sutil, diseñando un nuevo dossier o una nueva web para contarte y que otras entiendan mejor lo que haces, bien de manera integral a través de un proceso interno, estamos en la urgencia de la redefinición de nuevos modelos productivos y de vida transformadores de este atrofiado sistema. Haciendo un remix de conceptos, significados y valores alrededor del movimiento cooperativo, la empresa política, empresa colectiva, empresa del procomún, la economía del bien común, la economía colaborativa, etc. Ponerlos en valor. Es aquí donde nosotras encontramos el sentido de ColaBoraBora, definiendo y pensando más en la idea de un híbrido, de diversificación, basando la sostenibilidad no tanto en las economías de escala de una empresa de servicios al uso pero si en esa idea de “paquetizar” que permita mantenerse a flote al menos durante algún tiempo y posibilite la innovación sobre el propio proceso particular que no sobre nuevos servicios adhoc. Aunque eso si, no sin antes después de haber identificado el propio valor de la organización y las maneras genuinas de la misma y de todas y cada una de las personas del equipo,  aireando y visualizando los potenciales y esencias que hacen ser lo que se es.

En ese camino estamos y ya veremos a dónde llegamos, así que ponernos en modo escucha activa cuando tenemos oportunidades como esta siempre nos da señales y nos hace re-situarnos. Y está claro que “hablando se entiende la gente” porque Elena además de comprender qué hacemos y a que nos dedicamos se animó a escribir estos comentarios como un ejercicio de perfeccionamiento de sus clases de castellano junto a su acompañante Irene Ojeda, quien también está definiendo un nuevo modelo experimental de enseñar idiomas.

Dibujar un sociograma

sociograma

Una de las metodologías que habitualmente utilizamos en ColaBoraBora para plantear proyectos de cooperación e innovación, es el sociograma. Aprendimos a usarlo con Transductores en TransLab Amarika y desde entonces le sacamos chispas. Y ahora también va a ser parte fundamental de #KOOPtel.

El sociograma es una técnica desarrollada en los años 30 por el psiquiatra y educador rumano Jakov Levy Moreno, también fundador del psicodrama o la sociometría. Es una herramienta de análisis y evaluación que se basa en identificar y representar gráficamente en un esquema-mapa, los vínculos sociales que se establecen dentro de un grupo, entre los diversos agentes que lo componen y con otros externos (las relaciones existentes y otras posibles), en un contexto concreto, alrededor de un agente, una problemática o una iniciativa determinada.

Su uso original estuvo muy ligado al ámbito educativo (identificar relaciones y roles en el aula), de ahí se extendió al laboral y actualmente se utiliza como herramienta de exploración y diagnóstico en todo tipo de ámbitos organizacionales. En ColaBoraBora lo utilizamos dentro de procesos de (re)conocimiento entre distintos agentes, para buscar puntos y objetivos en común; y en procesos de planificación estratégica participativa. Sigue leyendo

Dar lo mejor de una misma y recibir lo que cada cual necesita

KOOPtel_lomejorloquenecesite

Salimos de #KOOPtel con la cabeza llena de estímulos. En el post ‘Ponerse a KOOPtelear’ hemos hecho un compendio de todos los materiales relacionados con la jornada y aquí queremos presentar unas cuantas ideas fuertes y sugerentes de entre todo lo dicho. Con todo ello no es que vayamos a tener ya dibujado y resuelto el mapa del tesoro, pero si hay buenas señales y pistas para quien quiera seguirlas, elaborar y probar su propia receta para la cooperación.


Sigue leyendo

Ponerse a KOOPtelear

KOOPtelear_juntas

Este post es un compendio, un archivo de materiales de la Jornada ‘#KOOPtel Fundamentos básicos para la cooperación empresarial’, que tuvo lugar el pasado 12 de diciembre de 2014 en Bilbao, en el marco del programa Arbela, del Servicio de Innovación del Departamento de Promoción Económica de la Diputación Foral de Bizkaia. Un montón de nutritivas referencias.

A modo de resumen

Empezamos con un vídeo editado por Media Attack que cuenta brevemente qué fue #KOOPtel. Más adelante en este mismo post, incluimos vídeos con todas las intervenciones completas, así como las presentaciones utilizadas en cada caso.


Sigue leyendo

Una buena base relacional para un #KOOPtel

 
KOOPtel_mezclas_relaciones
Descarga aquí el texto completo en pdf.

El apasionante pero complejo reto de cooperar

Cooperar es tratar de llegar juntas a lugares donde difícilmente podríamos haberlo hecho por separado. Es el fruto de la suma de distintos recursos y activos particulares, desde una perspectiva colectiva, en beneficio común.

Cooperar nos ayuda a acometer nuevos proyectos aumentando nuestras capacidades, sumando visiones y abriendo nuevas posibilidades desde una mayor interdisciplinaridad. También nos sirve para compartir riesgos, recursos y costes y minimizar las posibilidades de fracaso.

Los resultados de la cooperación son de distinto tipo, tanto económicos y relacionales, como cognitivos y actitudinales. Lo ideal es que de cada una de nuestras aventuras cooperativas obtengamos un mix de estos resultados, que aporten recursos y aprendizajes para futuras experiencias

Pero cooperar no suele resultar sencillo. No siempre funciona y las malas experiencias producen reticencias. Y es que, no hemos aprendido a cooperar -o nos han desenseñado- y generalmente esto se agrava con las excesivas urgencias y el insuficiente tiempo que dedicamos a cuidar las relaciones y profundizar los procesos. Sigue leyendo

#EUSKADI_P2P, EL LUGAR MÁS COPIADO DEL MUNDO

Atrevernos a imaginar y poner en práctica un nuevo modelo socioeconómico distribuido, a partir de: formas de producción P2P y modelos de negocio basados en la colaboración y la inteligencia colectiva; fomentar la cultura de la copia mediante el código abierto y las licencias libres; o el crecimiento y la internacionalización en red; todo ello dentro de un ecosistema regional cooperativo que ponga en el centro a las personas y sus relaciones.


Por @Ricardo_AMASTÉ
Descargar texto en pdf.

La mejor forma de resolver el paro quizá no sea crear más puestos de trabajo; internacionalizarse puede no implicar necesariamente abrir plantas de producción u oficinas comerciales en el exterior; a lo mejor innovar no es algo directamente proporcional a tener más patentes; probablemente incorporarse a ámbitos productivos emergentes no dependa tanto de importar talento como de propiciar las condiciones para su desarrollo contextualizado en nuestro territorio;… En plena crisis, necesitamos dejar de aplicar las mismas recetas e imaginar y poner en práctica colectivamente nuevos modelos socioeconómicos, en relación a la producción, la gobernanza y la propiedad. Superar la parálisis producida por el desconcierto y atrevernos a mirar más allá, para plantear medidas alternativas, atendiendo a las tendencias emergentes, profundizando en las posibilidades de cambio.

Ante esta necesidad de nuevos modelos, están surgiendo diversas alternativas, algunas más continuistas o en transición, otras más disruptivas, casi todas integrando y desarrollando las posibilidades de conectividad e interacción derivadas del uso de las nuevas tecnologías.

Y probablemente el mayor reto en la actualidad esté en decidir, en elegir qué apuestas queremos hacer. Así, sin caer en maximalismos ni pretender modelos unívocos y asegurando la diversidad y riqueza del ecosistema social, sí debemos optar entre: apoyar(nos en) las diversas tendencias que desarrollan las posibilidades de las redes y relaciones distribuidas e interdependientes entre pares, que potencian la inteligencia colectiva y la producción y gestión de valor común a partir de infraestructuras, recursos materiales y repositorios compartidos; o dejarnos arrastrar por las inercias recentralizadoras basadas en el individualismo y el cercamiento de los recursos públicos-comunes, para el control jerárquico y privatizado de la producción y extracción de valor y renta.

Desde Euskadi debemos elegir entre dar la enésima vuelta de tuerca a un modelo gastado o sumarnos a hacer posible un cambio de paradigma cultural, social, económico y político en base a lo común, lo libre, lo abierto y la filosofía P2P. Un cambio necesario que es mucho más que otra reconversión, ya que debe afectar a los sistemas relacionales-sociales, a la gorbernanza, a la educación, a la propia vida. Un cambio que se apoya sobre (a la vez que propicia) nuevos modelos económicos distribuidos, en base a nuevos sistemas organizativos, productivos y modelos de negocio.

Estamos en un momento de oportunidad para afrontar ese cambio. Hay muchos movimientos a nivel internacional que van articulando redes cada vez más densas y eficientes. Existen proyectos que ya se están concretando a nivel práctico demostrando su competitividad, que pueden servir como ejemplos y casos de referencia (la 3ª Revolución Industrial, el consumo colaborativo, las licencias libres, temas de transparencia y opendata, regiones en transición…). Y lo que quizá es más importante -para que a nivel local esto no sea otra estrategia prefabricada-, en Euskadi contamos con numerosas dinámicas favorecedoras de este cambio y con agentes concretos, activos y conectados con este movimiento global.

A continuación queremos desarrollar brevemente los fundamentos de este posible nuevo modelo socioeconómico; mostrar su potencialidad y competencia a través de ejemplos concretos; contextualizar su posibilidad de desarrollo local; y señalar algunas cuestiones y acciones desde las que empezar a trabajar para conseguir que Euskadi sea, por qué no, el lugar más copiado del mundo. Sigue leyendo