Archivo de la etiqueta: Empresas_Procomún

Una buena base relacional para un #KOOPtel

 
KOOPtel_mezclas_relaciones
Descarga aquí el texto completo en pdf.

El apasionante pero complejo reto de cooperar

Cooperar es tratar de llegar juntas a lugares donde difícilmente podríamos haberlo hecho por separado. Es el fruto de la suma de distintos recursos y activos particulares, desde una perspectiva colectiva, en beneficio común.

Cooperar nos ayuda a acometer nuevos proyectos aumentando nuestras capacidades, sumando visiones y abriendo nuevas posibilidades desde una mayor interdisciplinaridad. También nos sirve para compartir riesgos, recursos y costes y minimizar las posibilidades de fracaso.

Los resultados de la cooperación son de distinto tipo, tanto económicos y relacionales, como cognitivos y actitudinales. Lo ideal es que de cada una de nuestras aventuras cooperativas obtengamos un mix de estos resultados, que aporten recursos y aprendizajes para futuras experiencias

Pero cooperar no suele resultar sencillo. No siempre funciona y las malas experiencias producen reticencias. Y es que, no hemos aprendido a cooperar -o nos han desenseñado- y generalmente esto se agrava con las excesivas urgencias y el insuficiente tiempo que dedicamos a cuidar las relaciones y profundizar los procesos. Sigue leyendo

Preparativos para un #KOOPtel

 KOOPtel
Imagen a partir de Mixed Drink Recipes CAD Drawing

Cooperar es un deseo que se ha convertido ya en necesidad urgente para nuestras organizaciones y empresas, tanto en claves de innovación como de sostenibilidad. Todo un reto, ya que no estamos habituad*s a juntarnos con otr*s, colaborar, abrir procesos, compartir conocimiento, confiar, establecer expectativas e hitos conjuntamente… Por eso queremos plantearnos los fundamentos básicos y las formas para activar procesos de cooperación.


Para dar una vuelta de tuerca a esta cuestión de la cooperación, centrándonos de manera específica en esta ocasión en el ámbito empresarial, desde el Departamento de Promoción Económica de la Diputación de Bizkaia han confiado en ColaBoraBora y hemos respondido con #KOOPtel: pensar sobre la cooperación utilizando la metáfora del cóctel. Tener en cuenta la base, el aroma, el juego de proporciones, el procedimiento de preparación, la decoración, la cristalería, la coctelera y otros utensilios específicos… Todo un ejercicio de mezclar y agitar, de elegir y combinar elementos con creatividad, para conseguir el mejor coctel posible para cada situación.

Lo primero que vamos a hacer es una jornada divulgativa dentro del programa Arbela, a la que queremos invitaros. Trataremos sobre los ‘Fundamentos básicos para la cooperación empresarial’, planteando algunas cuestiones significativas, oportunidades, herramientas y metodologías. Será el próximo viernes 12 de diciembre de 09.30 a 13:00 horas, en la Sala Ondare del Archivo Foral (Mª Diaz de Haro nº 11. Bilbao). Es necesario inscribirse previamente escribiendo a berrikuntzazerbitzua@bizkaia.net (indicar nombre y nº DNI u otro documento acreditativo) o haciendo una reserva online pulsando aquí (sólo para usuari*s registrad*s en Arbela).

Sigue leyendo

‘Esta sociedad abandona el capitalismo’

amastecbb

El próximo 9 de octubre participamos en la VII Jornada Forokoop, en Bilbao, bajo el lema ‘Gizarte-Koop, Economía de Iniciativa Social’. Aprovechamos esta oportunidad para compartir aquí el proceso de transformación que ya hicimos efectivo hace unos meses, por el que pasamos de ser AMASTÉ Comunicación S.L. a ColaBoraBora Koop Elkarte Txikia de iniciativa social. Y para hacerlo, vamos a utilizar como base las cuatro preguntas que nos han enviado desde la organización para articular la participación en la mesa redonda. Sigue leyendo

Bien(es) común(es)= Bien social de código abierto

Publicado originalmente en el Colaboratorio de eldiario.es el 12-12-2012.


Cuando desde lo libre y abierto o desde la economía del procomún, nos acercamos a las organizaciones del Tercer Sector, de la economía social o a agentes relacionados con el emprendizaje social, suele generarse algo de confusión. Equívocos terminológicos, de traducción y/o interpretación, que no serían importantes, si no tuviesen también su reflejo y repercusión en el desarrollo de modelos y prácticas, entorpeciendo y limitando la potencialidad de cooperación, avance y transformación de los agentes sociales. Sigue leyendo

Dedicarnos tiempo para pensarnos en común

Este viernes (9 de noviembre) estuvimos en la jornada con la que se cerraba BAT_2012 un encuentro sobre urbanismo y convivencia que ha organizado Zaramari. Del urbanismo con perspectiva de género a la declaración universal de los derechos urbanos, pasando por inteligencias colectivas de código abierto, iniciativas ciudadanas de-para la innovación social, trabajo en comunidad entre el activismo político y la planificación urbana, ciudadanías emergentes interpretando creativamente las ordenanzas, la alternativa del co-housing entre la pobreza y la progresía la autogestión y el elitismo, ontologías con forma de plano como tablero de juego para poetizar sobre espacio público, la ciudad desde el punto de vista de l*s niñ*s… Seguir repensando nuestra relación con el espacio público, como personas, vecin*s, ciudadan*s, pero también como profesionales, como agentes (inter)mediadores desde la arquitectura, la educación, el arte, las ciencias sociales… La verdad es que ha sido una jornada apasionante, de esas que te dejan el cerebro efervescente para varios días. Incluso la hora de la comida estaba llena de sabrosos guiños a lo urbano gracias a las creaciones de la gente de Dando la Brasa.

De todos los temas que se pusieron sobre la mesa, vamos a centrarnos en algo que no era el tema central que nos reunía allí y probablemente sea demasiado autoreferencial, pero es algo que se repite insistentemente en casi todos los foros a los que acudimos y que atraviesa muchas de las experiencias colectivas y la relación entre ellas, tanto a la hora de definir estrategias de actuación conjunta, como de pensar en economías distribuidas que lo hagan sostenible.

Sigue leyendo

Ni de arriba-abajo, ni de abajo-arriba

Por @Ricardo_AMASTE

Versión galego, vía Fiare Galiza

.
Este fin de semana he estado en Madrid (en muchos grandes y pequeños significativos lugares dispersos por Madrid), en la Asamblea Estatal de REAS Red de Redes (la Red de Economía Alternativa y Solidaria). La verdad es que es un chute de energía encontrarte con tanta gente de organizaciones con las que compartes cosas, ideas, posicionamientos y que cada cual se dedica a cosas diferentes y complementarias. Cada vez se ven más iniciativas que van cogiendo cuerpo y encarnan el espíritu de este movimiento, que el sábado alguien, cuando íbamos terminando y el calor y las horas de debate derivaban hacia la metafísica, formulaba como una galaxia en continua expansión (¿Qué pensaría Punset de nuestra Red de Redes?).

De todo lo debatido me interesa centrarme en un tema que, en el grupo de trabajo en el que yo participé, se situaba con la cuestión ‘Equilibrio Arriba-Abajo’, una formulación ya conflictiva y que daba juego para hincarle el diente a una de mis cosas favoritas (por irresuelta), como son los modelos organizativos. Un tema recurrente en todos los grupos, movimientos, proyectos colectivos, redes en las que participamos. El tránsito de los viejos modelos a otros nuevos posibles de manera sostenible y operativa; el cambio de estructuras, pero sobre todo de costumbres; el debate sobre lo abierto o lo cerrado, lo centralizado o lo distribuido; las distintas funciones y la (co)responsabilidad en su ejecución; etc. Son cuestiones que continuamente nos asaltan y a las que vamos encontrando pequeñas soluciones, o cuando menos, vamos profundizando en los problemas. Eso es así por ejemplo: en todos nuestros debates sobre cómo abrir el modelo de gobernanza de esta isla en Hondartzan; tiene mucho que ver con la puesta en marcha de nodos locales autónomos pero interdependientes desde Goteo; es uno de nuestros caballos de batalla, tanto como ámbito de estudio, como a la hora de desarrollar la investigación colectiva ‘Empresas del Procomún’; y me gusta mucho como se aborda en un movimiento social sin forma definida como es Deshazkundea, que va definiendo su propio modelo en un lento pero fructifero proceso horizontal y descentralizado. Sigue leyendo