Archivo de la etiqueta: financiación

Pedir y compartir

En ColaBoraBora continuamente estamos dentro de ciclos de reciprocidad, de dar y recibir, de pedir y compartir, de seguir alimentando la inteligencia colectiva. Así, se van generando procomunes formales e informales, en un bucle generativo que tiende a infinito. Y hoy, con este CBBerriak, seguimos retroalimentando esa cadena.

> Pedir: CHANGE

¿Cómo se financian esos proyectos que se sitúan en un lugar intermedio y en continua redefinición, entre el mercado y lo comunitario, entre la oferta de servicios y el desarrollo de proyectos propios, entre la investigación y lo aplicado, entre lo profesional y lo militante?

De eso trata CHANGE, una investigación colectiva que hemos puesto en marcha desde Wikitoki, sobre los modos de financiación de proyectos de experimentación e innovación para el cambio, desde prácticas con un marcado carácter transdisciplinar y colaborativo. 

Por eso, tanto si eres un agente que busca financiación, como si eres un agente financiador, te pedimos que nos dediques un poco de tu tiempo para rellenar un formulario, con el que esperamos poder conocer: algunas de las convocatorias que te parezcan significativas (subvención, patrocinio, mecenazgo, crowdfunding…), así como otros aspectos que nos ayuden a entender mejor y poder cualificar el contexto relacional y de financiación de este tipo de propuestas. 

AQUÍ puedes encontrar información más detallada sobre CHANGE y el acceso al formulario. El plazo para cumplimentarlo es hasta el próximo 13 de diciembre de 2019. ¡No lo dejes para el último día!

> Compartir: iLab OGP Euskadi

Uno de los proyectos bonitos en los que hemos trabajado este año ha sido la conceptualización de un laboratorio de innovación en participación en el marco de la OGP Euskadi, orientado a mejorar la democracia, las leyes y servicios públicos y abordar retos sociales. 

Este iLab apuesta por tres ejes: prospección / experimentación / transferencia; reúne de forma autónoma pero interdependiente y co-responsable, a agentes institucionales, especialistas y sociales; y su forma de gobernanza, aún en fase de concreción, se sitúa entre lo sociocratico y lo adhocratico.

Y lo mejor es que ha sido un proceso participado, que hemos compartido con la amigas de Tipi y con un grupo motor que ha ido avanzando, co-creando, entendiendo(nos), a veces entrando en bucle, avanzando en el diseño o volviendo atrás, escuchando y atendiendo… No siempre ha sido fácil, pero en todo momento ha sido enriquecedor.

Si esto de los laboratorios os parece interesante, aquí compartimos dos documentos, de los que estamos muy satisfechas: 1) el benchmarking entre lo local y lo internacional ¿CÓMO LO HACEN?; y 2) la propuesta de conceptualización ¡HACIA EL ILAB!

¿De qué hablamos cuando hablamos de financiación de “lo social”?

Un glosario terminológico para tratar de aclararnos y una serie de posibilidades a explorar, para que las políticas públicas orientadas a la financiación de la innovación, la economía y las empresas sociales, sirvan para reforzar lo público y ensanchar lo común, en lugar de para continuar avanzando en la privatización y empresarialización de todos los ámbitos de la vida. ¿Cómo lo hacemos? Porque parecido… no es lo mismo.


Puedes descargar la versión en pdf AQUÍ.


Este miércoles 11 de octubre estuvimos en la
3º Jornada de Innovación Social, organizada por la Diputación de Bizkaia, desde sus Departamentos de Acción Social y de Desarrollo y Promoción Económica y Territorial.

A titulo general, podríamos decir que en el orden de los factores, en la relación de este binomio departamental, el primero podría determinar los fines y el segundo, parte de los medios. Pero estando en las jornadas y conociendo las medidas que está implementando la Diputación, corremos el riesgo de que un cambio en el orden de factores sí altere el producto, y que “lo social” quede reducido instrumentalmente a nuevo nicho de mercado para el desarrollo de nuevas empresas. Una alteración del producto que entendemos puede comportar algunos riesgos a considerar, como:

  • Creciente privatización de lo público (alentado además desde lo público), con una transferencia cada vez mayor de los servicios públicos hacia servicios mercantilizados, ya sea mediante la externalización de su gestión o su total desmantelamiento y directa privatización. La función pública reducida cada vez más a mero agente contratante (en gran medida primando la variable precio) o a regulador de mercado (una función además “capada” por la preponderancia operativa y cultural del “libre mercado”).
  • Creciente empresarialización de todos los ámbitos de la vida y de cualquier tipo de iniciativa. Una empresarialización que hace años se comenzó “vendiendo” en lo relativo a la mejora de las formas de gestión, pero que ahora cada vez más, se extiende también hacia las formas de entender conceptos como inversión o beneficio. Una empresarialización de todo tipo de organizaciones, de la propia administración pública e incluso de las propias personas como empresarias de si mismas a través de la figura del emprendedor. Una empresarialización con un enfoque además marcadamente capitalista. Como si el Capitalismo fuese algo natural, consustancial a la especie humana. Como si fuese algo no solo inevitable sino deseable.

Sigue leyendo