Haciendo balance

Ya estamos a punto de entrar en agosto. Ese mes en el que aún todo medio se para. Así que antes de parar -o por lo menos frenar-, vamos a compartir un nuevo CBBerriak. Además hace ya algún tiempo del anterior. Ésta es una forma de contaros en qué andamos, pero también de contárnoslo a nosotras mismas. Porque todo va demasiado deprisa a la vez que todo está como a medias. 

Y es que está resultando raro el habitar este momento de impasse donde llevamos meses instaladas. Una supuesta situación de postpandemia, en la que la Covid-19 sigue aquí, empeñada en acompañarnos. Así, cuando pensábamos que nos habiamos librado del riesgo al contagio y sus protocolos, en ColaBoraBora, hace unos días muchas tuvimos que hacernos nuestra primera PCR (no preocuparse estamos sanas). Cuando ya habíamos hecho el duelo asumiendo que nuestra compañera Rosa se quedaba en Londres, repentinamente Idoia nos cuenta que también decide partir de esta isla para buscar otras aventuras. Al mismo tiempo se han incorporado nuevas personas: Iranzu, a quien conocíamos hace tiempo y ya trabajó con nosotras en Kultursistema; y Leire y Joane, dos ingenieras raras que tienen la mitad de años que las primeras que llegamos a ColaBoraBora. También parece que vamos a vender la que fue nuestra primera oficina -ahí, en la calle Aretxaga-, y eso va a servir para hacer un pequeño duelo más con el pasado (tanto en el plano emocional como en el económico y en el operativo). Mientras tanto, Javi sigue de obras acondicionando su guarida, Txelu ha cogido el gusto a perderse por bosques y Ritxi resulta que va a ser padre a final de agosto. Y en ese mientras tanto seguimos haciendo malabares. Aquí va un resumen de la primera parte del año.

Una línea de trabajo que está tomando mucho peso en nuestro día a día son las CAPs, Comunidades de Aprendizaje y Práctica (entendidas de un modo ecléctico y bastardo). Por una parte estamos tratando de paquetizar y sistematizar toda la experiencia que hemos ido cogiendo el los últimos 15 años bajo el paraguas de APRENDERenCOMUNIDAD, para poder compartirlo y que sea más sencillo de utilizar y adaptar. Y esto además se concreta en dos experiencias prácticas muy estimulantes: por un lado, estamos participando en la puesta en marcha del programa de comunidades del aún no inaugurado laboratorio de innovación social BBK Kuna, ayudando a definir el conjunto del programa y a activar un primer piloto, donde además estamos pudiendo colaborar con nuestres amigues de Civímetro; y por otro, activando Bherria Komunitatea, una comunidad de aprendizaje integrada por técnicas municipales de Euskadi y que, entre otras cosas, es uno de los elementos principales en la evolución de Bherria que pasa de ser un evento anual a ser un programa continuado, promovido por el Gobierno Vasco y que realizamos junto a Komunikatik y Korapilatzen.

Un vector que se cruza con el de las CAPs es el de la Innovación Ciudadana, como el mejor modo de abordar transformaciones positivas en los territorios desde las comunidades. Seguimos apostando por la articulación del ecosistema a través del Colaboratorio IC. Gracias al apoyo de la Fundación Daniel y Nina Carasso estamos pudiendo liberar tiempo y recursos para implicarnos en esta tarea. En lo que va de año ha tenido su momento de máxima visibilidad en el SummerLab en Medialab Tabakalera a principios de julio y donde tratamos sobre como poner la Innovación Ciudadana en la agenda pública e institucional. Una línea de trabajo más invisible por ahora ha sido “La nube que pesa”, que tiene que ver con infraestructuras y herramientas libres, en la que estamos trabajando junto a la REACC, la Red de Agentes de Cultura Comunitaria, que nació a la vez que el Colaboratorio IC en pleno primer confinamiento, que está cogiendo mucha fuerza colectiva y que ha publicado el Manifiesto en defensa de la cultura comunitaria, sus gentes y sus espacios. También, sobre todo en los primeros meses del año, estuvimos intentando que el ayuntamiento de Madrid no siguiese adelante con el desmantelamiento de Medialab Prado y levantamos la liebre con este texto. Y a la vez que unos destruyen laboratorios otros los crean. Ese ha sido el caso en Barcelona con el Canodrom, centrado en innovación democrática y que como una de sus primeras actividades organizó un encuentro de labs ciudadanos de distintas tipologías, del que acaban de publicar este podcast. O el caso del ArantzazuLab, que ha empezado con fuerza en Euskal Herria, queriendo ser un dinamizador del contexto en muchos sentidos y donde hace unos días compartimos una primera sesión sobre el ecosistema de co-creación vasco. Además hemos estado alrededor del lanzamiento del Modelo HIP (Hexágono para la innovación Pública), sobre todo en lo que tiene que ver con habitar lo TRANS. En el proyecto Mestura Puerto en Fuerteventura, desarrollado por la Oficina de Innovación Cívica, hemos formado parte del equipo de seguimiento, donde tenemos reuniones de esas donde los proyectos se retuercen para mejorarlos y usamos un panel de Miro que es más grande que la isla a escala 1/1. Y, desde ya, estamos trabajando en la elaboración del plan Bilbao Hiri Gaztea con el Área de Juventud del Ayuntamiento de Bilbao, para lo que hemos constituido la primera UTE de nuestra historia, junto a Borborka, Kumunikatik y Korapilatzen.

Un tercer vector es el de ese ámbito cada vez más relevante e ineludible como es la sostenibilidad, entendida en un sentido transversal y multidimensional. Después de la experiencia de KIMERAvsKIMERA seguimos estrechando lazos con Aclima, una relación que esperamos nos lleve a muchos proyectos en común y que ha empezado por una sesión relacional en las jornadas E-CONST. Con Barcelona Activa hemos hecho una formación con emprendedoras para incorporar la sosteVIDAbilidad a sus proyectos. Con las compañeras del proceso Pika eta Ebats estamos sosteniendo un proceso para plantear servicios conjuntos en relación a organizaciones habitables. Con TRANSBIOTIKA estamos haciendo una serie de entrevistas en podcast gracias a la colaboración que nos propuso Mariana de Diseño y Diáspora y que se publicará en la segunda mitad del año (aquí el capítulo 200 en el que se plantearon todas las colaboraciones… ¡Esta semana llegan al 250!). O en la puesta en marcha del BDCC (Basque District of Culture and Creativity), estaremos en la primera edición del Curso de Consolidación de Proyectos Empresariales, que dirige nuestro amigo Juan Pastor y donde impartimos un módulo sobre principios ligados a la sostenibilidad, la ecología y la circularidad (la matrícula está abierta hasta el final de esta semana).

En paralelo, a lo largo de los meses vamos completando BILBOtik-ra, un pequeño proyecto de diseño especulativo para imaginar el futuro de Bilbao desde los barrios de periferia, desarrollado junto a Becoming, Holon y Moviltik, que pequeño detalle a pequeño detalle se ha ido alargando en el tiempo. Un experimento de esos en que sabes cuando te metes pero no cuando sales. ¡Señal de que es un verdadero experimento! ¿O de que seguimos teniendo problemas para planificar? Aún faltan detalles y algunos contenidos, pero si os pica la curiosidad, atravesad esta puerta interdimensional.

Todo ello mientras seguimos habitando Wikitoki, que sigue evolucionando, con dispositivos de cuidados como Wikizain, preparando una nueva edición de las residencias Wikiriki y que acaba de inaugurar una línea de podcast con Lorna Biermann, llamada Wikisoinuak, con un primer capítulo titulado Pasado, presente y futuro, que es una muy buena forma de conocer un poco mejor qué es esto de Wikitoki. Y mientras tanto también participamos activamente en otras redes: con REAS Euskadi, que junto a Bilbao Ekintza poco a poco van poniendo en marcha el EKONOPOLO; con KARRASKAN, donde sobre todo hemos estado implicadas en un proceso de reflexión sobre la incorporación de lo cultural a la I+D+i; con EIDE, que como parte de la READ ha impulsado el Pacto estatal por el diseño; o con Goratuz, donde seguimos trabajando para impulsar las cooperativas pequeñas.

Y por si fuera poco, junto a Julen Iturbe hemos estado inmersas en un proceso de reflexión interna que hemos denominado en un alarde de creatividad #LoDeJulen, para tratar de paquetizar, sistematizar y comunicar mejor lo que hacemos desde ColaBoraBora, entre el identificar los ejes CO-, RE-, TRANS- para organizar los servicios que ofrecemos o el generar pequeñas herramientas y procedimientos para gestionarnos mejor y ser un poco más eficientes.

¡Madre mía!
¡¡¡Cuantas cosas!!!
Si has llegado hasta aquí es que verdaderamente nos aprecias.
Si además nos ayudas a moverlo entre tus redes, eso ya es HAMOR 😉
ESKERRIK ASKO Y FELIZ VERANO.

Imagen de Imagen de Roland Mey en Pixabay (cc)

2 Respuestas a “Haciendo balance

  1. Sí, sí, impresionante momento creativo jeje. Leo todo en lo que andáis y se me pone un poco de dolor de cabeza… 😉
    Eeeeeenga, ánimo, que el camino es largo.

  2. Pues sí, compais. Realmente os aprecio muchísimo; la prueba es que me lo he leído enterito, de cabo a rabo, incluso he tenido que rebobinar en algún momento. Como dice Julen, está carrera es de fondo, así que toca descansar y recuperar tensión muscular.
    Y, por cierto, primera UTE también para Komunikatik y larga vida a la Co- con ColaBoraBora.
    Abrazos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *