Esos pequeños cambios

Lo personal es político, la transformación de(sde) la vida cotidiana, cuidar los detalles, cambiar los cómos, cultivar la paciencia y la escucha… Cada vez lo tenemos más claro. Pero no es sencillo, porque parecemos programadas para lo contrario. Por eso necesitamos datos, relatos, ejemplos demostrativos, contextos de oportunidad. Si aprendes a mirar, verás que hay cada vez más de estas oprtunidades. Hoy compartimos tres.

Qué sucede, quÉ no y porqué

Este es el título del informe de diagnóstico sobre SosteVIDAbilidad, en el que además de la idea de “Ser radical con lo que es esencial, o sea, priorizar tiempo de vida antes que nada”, nos encontramos un ilustrativo mapa sobre: cómo está la distribución de los tiempos entre lo productivo y reproductivo, cómo llevamos esto del ocioplanning, cómo conciliamos con/sin criaturas, cómo articulamos mutualidades y redes de apoyo, cómo valoramos y cobramos por nuestro trabajo, etc. Son tres capítulos, VIVIR, CUIDAR y COBRAR con datos que no te dejarán indiferente, que emergen las historias cotidianas de las 137 personas que participasteis en la fase de sondeo. Eskerrik asko! Ya estamos más cerca de la guía de trucos y remedios. Pero primero, disfrutad de ESTE INFORME.

La gente secreta

El penúltimo capítulo de What if…? en BlogZAC. Un precioso regalo de Belén Gopegui. Sobre árboles descortezados y ciclos de prisa y desposesión; sobre desenlazarse de la supervisión para enlazarse de otro modo; sobre el paso del lucro al logro desde la cooperación tranquila; sobre construir prototipos de otra vida no futura sino presente. AQUÍ ESTÁ.

Goazen Azokara

Muchas transformaciones vienen derivadas de nuestras formas de producir y consumir. Por eso son tan importantes plataformas como la del Mercado Social que tratan de dar visibilidad y un acceso más sencillo a empresas que ofrecen productos y servicios socialmente responsables. Aquí en Euskadi, la sexta edición de la Feria de Economía Solidaria se celebra este sábado 23 de junio 1en el Campillo, en pleno Casco Viejo de Vitoria-Gasteiz. ¡POR ALLÍ NOS VEMOS!

Una respuesta a “Esos pequeños cambios

  1. Pingback: Hay un sábado de común denominadores | Sursiendo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *