Escuchar > Conversar > Planificar

escuchar-conversar-planificarLos días 4 y 5 de septiembre participamos en el Curso de verano de la UPV-EHU ‘Nueva gobernanza para una nueva ciudadanía’, organizado por la Oficina de Estrategia de Donostia y Bilbao Metrópoli 30. Nuestro papel es hablar de los movimientos emergentes desde la ciudadanía, de las nuevas formas de participación e implicación política; algo que desde el 15M se ha explicitado y va cogiendo forma cualitativa y cuantitativamente, en ejemplos como la PAH, el PartidoX y tantos otros, de los que ahora mismo los casos más mediáticos son Podemos y Guanyem, Pero nosotr*s no vamos a hablar desde estos casos prácticos, ni desde la retórica, sino desde un lugar intermedio, presentando unas pautas básicas para implementar un cambio de modelo de gobernanza que posibilite una democracia más inclusiva.

El título de nuestra ponencia es ‘Redefinir los QUÉs transformando los CÓMOs’ y teniendo en cuenta quienes nos convocan, vamos a intentar poner sobre la mesa una serie de elementos y pasos imprescindibles para diseñar e implementar…

… un nuevo sistema de planificación estratégica

|


OBJETIVO

> Relaciones cualitativas / Conflictos trabajados / Decisiones contrastadas-consensuadas / Inteligencia colectiva / Futuro compartido.

PRERREQUISITOS

> Transformar los cómos implica en primer lugar tener la intención firme de cambiar, de atreverse a romper con las inercias y las hegemonías (lobies, expertos, tecnocracia, poder instituido), asumir compromisos-riesgos y adoptar otras formas de hacer.
> Restituir la relación entre instituciones y sociedad civil a partir de un círculo de retroalimentación: Confianza / Reconocimiento / Reciprocidad.
> Saberse parte de un ecosistema en red basado en la colaboración, la subsidiaridad, la autonomía y la interdependencia.
> La voluntad de caminar colectivamente hacia lo común (un espacio más allá de lo público y lo privado).

CARACTERÍSTICAS DEL DISPOSITIVO

> Un nuevo sistema basado en la transparencia-apertura en los procesos, las relaciones y la información; y en la co-responsabilidad con el contexto.
> Un sistema operativo con un software social libre y abierto y un funcionamiento distribuido (P2P).
> +efectivo +eficiente +afectivo.
> Cruzar niveles e intereses descendentes (instituido) con los emergentes (instituyente).
> Maximizar la diversidad / Atender la especificidad.
> Visión holística-multidimensional (Micro / Meso / Macro).
> Entornos físicos y digitales (primar la accesibilidad).
> Incorporar otros sistemas de medición, indicadores e incentivos.

proceso-design

PROCEDIMIENTO

> Escucha-Contraste / Conversación-Colaboración.
> Establecer: Reto-Oportunidad / Agentes / Recursos / Procesos (Fases-Roles-Competencias) / Compromisos.
> Maperar-Identificar / Visibilizar / Poner en valor / Potenciar.
> Analizar / Imaginar-Diseñar-Prototipar-Testar / Decidir / Implementar / Evaluar / Mejora-Transferencia.
> Y no necesariamente en este orden.

INDICACIONES

> No hay una forma ideal de organizarse, sino distintas formas adecuadas a cada situación (entre los sistemas lineales, la auto-organización y el caos).
> Atender a todos los agentes y condiciones del contexto (sin olvidar e incluso prestando especial atención a lo emergente y lo que sucede en los márgenes).
> Regular lo mínimo; facilitar y no entorpecer.
> Favorecer el empoderamiento y desempoderamiento de las partes.
> Menos design thinking y más permacultura.
> La tecnología es sólo un medio. Smart citizens antes que smart cities.
> Aprender de como lo han hecho en otros lugares: Transferencia-Contextualización-Federación.

Esta propuesta sintetiza ideas desarrolladas en ‘Redefinir los QUÉs transformando los CÓMOs: sobre democracia, gobernanza y participación’ y ‘Entre círculos y pirámides’.
 

6 Respuestas a “Escuchar > Conversar > Planificar

  1. Pingback: Escuchar > Conversar > Planificar

  2. Richi:
    Sabes que este tema me interesa especialmente. Estoy dedicando cada vez mas tiempo a investigar sobre esto en los ultimos tiempos. Mientras más profundizo, más me fascino y más me sorprende su dificultad.
    Mira, todo lo que cuentas aquí suena genial. Lo suscribo todo. Pero en dinámicas de Inteligencia Colectiva, el diablo está en los detalles. Hay un gap enorme entre las buenas intenciones y la realidad, o sea, la implementación. Nos cansamos de citar a la Wikipedia, un éxito realmente descomunal, pero lo cierto es que más la excepción que la regla.
    Creo, francamente, que el gran problema que tenemos en el diseño/acción de estos modelos es la EFICIENCIA. Perdon que ponga con mayusculas un palabro tan vilipendiado en nuestro mundillo, pero yo estoy convencido que hasta que no seamos capaces de concebir modelos de producción/decisión colectiva que sean (más) eficientes, o sea, que no produzcan tanto desgaste, sean ágiles y superen la retórica buenista en la que están envueltos, será difícil que estas ideas se traduzcan en realidades. Como te decía, estoy investigando en esta cuestión, y me voy inclinando hacia modelos híbridos, no puristas, que integren lógicas meritocráticas (lo siento, no igualitaristas) con un reconocimiento de la enorme diversidad de problemas y desafíos que tenemos por delante, los que necesitan un abordaje bastante específico. No nos valen premisas y recetas universales. Por ejemplo, hay ciertos tipos de problemas/desafíos que siguen necesitando una experiencia y un conocimiento-experto que cuesta conciliar con la metáfora del “Wisdom of Crowds”. Es solo un ejemplo de la complejidad que tenemos por delante.
    Suerte con la ponencia. Siento envidia cochina de que por el norte se organicen esos saraos, con esos temas. Aquí nada de nada. Un abrazo

  3. Aupa Amalio.
    Yo diría que lo que planteas está contemplado en la propuesta.
    Rescato sólo tres puntos:
    > +efectivo +eficiente +afectivo.
    > Maximizar la diversidad / Atender la especificidad.
    > No hay una forma ideal de organizarse, sino distintas formas adecuadas a cada situación (entre los sistemas lineales, la auto-organización y el caos).

    Por otra parte, yo más que en la meritocracia pienso en la diferencia, en la complementariedad de saberes y experiencias, desde la igualdad (pares), lo que no significa que todo sea lo mismo.
    Y no creo que se trate de buenismo o ingunuidad, sino de apostar de verdad por las personas y los procesos, por escuchar(nos) y conversar.

    A la eficiencia se llega practicando.
    PRACTIQUEMOS!!

  4. Aupa, Ricardo:
    Te comento. Creo que la diferencia que puede haber en tu lectura y la mía, si la hay, está en la escala. Ahí es donde creo que se generan las “pérdidas de implementación”. Me explico. Cuando hablamos de “lo afectivo” o decimos que “hay que atender la especificidad” o pensamos que “a la eficiencia se llega practicando”; o más claro aún, si tenemos que apostar por “escuchar, conversar”… todo eso es fiable a escala de grupos, pero se complica muchísimo a una mayor escala, cuando por ejemplo, retomando el hilo de tu charla, hay que agregar a escala-país como con Guayem o Podemos. Problemas de eficiencia hay a todos los niveles, incluso en grupos pequeños, eso me consta, pero el esquema que planteas sirve para atenuarlos (“practicando”). Pero a medida que vas agregando y escalando, tienes que pasar a mecanismos más “meritocráticos”, incluso menos “conversacionales”, que ayuden a filtrar de algún modo (separar el ruido de la melodia) y hacer aquello algo más ágil (o sea, viable), dentro del respeto a una coherencia mínima, de minimo común denominador. No digo que sea inviable. Creo que se puede conciliar de algún modo el escalado con algunas de las variables que comentas (conversar, escuchar, lo afectivo) pero hay un trade-off que tenemos que reconocer, y que implica aceptar cierta perdida de especificidad, y algunos automatismos (esos que nos gustan menos). No se puede tener todo, y quien lo pretenda, además de ingenuo/a, no va a tener nada.
    De acuerdo con trabajar la diferencia “desde la igualdad”, pero suscribo esta idea: “desde….” porque a partir de ahí, la propia diferencia hace que unos lleguen más lejos y otros más cerca, que a unos se les escuche más que otros (en los temas que demuestren aportar más y ser mejores). Reconocer la diferencia implica eso también, un ejercicio de ponderación. Si no, el desgaste puede ser horrible. Cuidado con la búsqueda de igualdad nos lleve de nuevo a la trampa del igualitarismo. La clave está, insisto, en que los sistemas meritocráticos (y los mecanismos correctores de una verdadera “igualdad de oportunidades”) funcionen bien, y sean justos. No serán perfectos, nunca lo serán, pero tenemos que trabajar para que sean mucho mejores a los actuales. OJO, todos podemos ser “mejores” en algo. De lo que se trata es de canalizar ese talento-amateur hacia las áreas de responsabilidad donde más se pueda aprovechar. Ya ves, de nuevo, ese “proceso” autogestión del talento tiene que ser más eficiente de lo que es hoy. Ahí hay un problema de inexperiencia (que resuelve con más práctica), pero también un problema de diseño, y de reconocimiento por nuestra parte que los maximalismos son inviables. Un abrazo 🙂

  5. Con la escala no se pueden perder los fundamentos. Para eso necesitamos herramientas y metodologías que lo hagan posible, que lo faciliten (para co-crear, filtrar, ordenar, evaluar…). En realidad, la escala podría ser un potenciador desde la construcción masa crítica y visibilidad.

    Por quedarnos en esta cuestión de la emergencia de nuevos partidos políticos en los últimos meses y fijándonos sólo con el caso de Podemos: un partido que no existía hasta hace unos meses, que consiguió articularse y elaborar una estructura y un programa en unos plazos brevísimos, que ha tenido un éxito electoral espectacular, a partir del que ha seguido implementando mecanismos abiertos para formalizar su estructura y estrategia y trabajar su escalabilidad. Yo diría que elementos como los círculos o ahora la utilización de reddit están teniendo bastantes buenos resultados cuantitativos y cualitativos. Y si comparo esto (que además se hace casi con recursos cero) con como están reaccionando y adaptándose los partidos de siempre a los cambios, a la situación actual… Pues yo diría que el problema de eficacia y eficiencia lo tenemos en el viejo orden, que además nunca se ha preocupado de la afectividad.

    Todo esto no quita con que sea complicado y complejo, con que hay mucho por hacer.

  6. Pingback: Hay un sábado de común denominadores | SurSiendo Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *