Poner en valor los Procomunes Invisibles

Los procomunes invisibles son todos esos vínculos, prácticas, fetiches y recursos no-monetarios, modos de hacer que (para bien o para mal) hemos asimilado en nuestra práctica colectiva y que hacen sostenible la vida en común.

Alrededor de este concepto que trajimos de las ultimas residencias CopyLove en Zemos98, se centró la sesión en la playa #HONDARTZAN_17. Una propuesta para indagar de manera colectiva en las prácticas de nuestros grupos’ e intentar identificar y poner en valor estas fuerzas ocultas que los cohesionan o incluso son su motor de vida y sostenibilidad. Un encuentro sobre la ambivalencia entre la dificultad de poner el valor lo que no se ve y el peligro de caer en la lógica productiva en la que estamos acostumbradas a movernos, intentando reproducir de manera sistemática todo aquello que vemos que funciona. Un intento de hacernos más conscientes de todo aquello que configura nuestros colectivos, de poder mirar un poco más adentro y saber identificar lo que hace posible la vida en común, para darnos cuenta de lo que en cada caso es esencial y a lo que le tenemos que poner más atención.

Para indagar sobre las distintas prácticas invisibles que se dan en los procesos colectivos, en la sesión se planteó un trabajo de análisis de cuatro comunidades concretas; se debatió sobre el funcionamiento de estas; y se identificaron algunas fuerzas ocultas que las configuran. Así, para conocer y debatir sobre las comunidades, trabajamos con el ‘mantel de análisis’, una herramienta con la que poder generar conversaciones en torno a comunidades concretas, planteando su análisis en tres claves: 1. la casa (los recursos agenciamientos y aprendizajes de los que el grupo dispone), 2. el alimento (donde hablamos de las motivaciones y necesidades de la comunidad) y 3. el lado oscuro (para hablar de todas las amenazas que son parte de la comunidad). Alrededor de la mesa y trabajando en pequeños grupos sobre el mantel, damos con algunos procomunes invisibles de cada una de las comunidades e identificamos como cada uno de estos son específicos y concretos en  cada grupo.


Puedes consultar aquí el informe en euskera. Y descargártelo en pdf (castellano, euskera).

Al compartir todos los procomunes invisibles se evidenció la idea de que estos no son recursos o prácticas transferibles de unas a otras comunidades y que en cada caso tienen un papel específico. El simple hecho de hablarlo, de nombrar lo identificado como fuerzas ocultas, nos hace ser mucho más conscientes de estos, para poder estar mucho más alerta e identificar otras fuerzas cuando las tengamos presentes.

Nos despedimos de la sesión habiendo movido mucha energía, con la idea de seguir moviendo más y continuar trabajando para hacernos más conscientes de los procomunes invisibles, para poder ponerlos en valor, ya sea visibilizandolos o no, lo que sea conveniente en cada caso, pero eso sí, dándoles la importancia y el lugar que se merecen.

Para terminar, aquí unas imágenes que ilustran lo que sucedió, accesible en nuestro Flickr.

2 Respuestas a “Poner en valor los Procomunes Invisibles

  1. Pingback: Blog ZAC | Itinerarios vitales e interacciones viscosas

  2. Pingback: Interesting articles for November 24, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *